Colombia lanzó un inédito plan de seguridad contra ciberataques

Ante el avance de los delitos informáticos, que en 2013 afectaron a 6 millones de colombianos, el gobierno de Juan Manuel Santos creó un sistema de prevención. El robo de identidad es el delito más común.

colombia-ciberataques

Colombia perdió al menos 470 millones de dólares sólo por crímenes realizados a través de internet a lo largo del año pasado, según informó la empresa Norton.

Algunos de los delitos más frecuentes fueron el robo de identidad y la sustracción de contraseñas e información sensible de cuentas bancarias. Se estima que cuatro de cada diez usuarios de smartphones fueron víctimas, según informa El Tiempo.

Las páginas de internet también sufrieron delitos cibernéticos. En 2013 se produjeron 1.551 ataques que modificaron la presentación y el contenido de diferentes sitios. En los primeros seis meses de 2014, ya se denunciaron 801: 507 contra webs comerciales, 186 contra educativas y 108 contra las de entidades civiles.

Pero la víctima más célebre fue el propio presidente, Juan Manuel Santos, a quien le hackearon su correo electrónico personal. Por eso fue él mismo quien se puso a la cabeza del nuevo plan de ciberdefensa.

A través de una serie de decretos, el mandatario creó la Agencia Nacional de Seguridad Cibernética, cuya estructura estará bajo la órbita del Poder Ejecutivo, y una Comisión Digital, que dependerá de la primera. La idea es que el plan atraviese todos los organismos y poderes del Estado y los haga trabajar de manera coordinada para enfrentar el problema.

Algunos organismos preexistentes se reubicarán a fin de unificar las políticas en la materia. Por ejemplo, el Grupo de Respuesta a Emergencias Cibernéticas de Colombia (Colcert), que hoy está dentro del Ministerio de Defensa Nacional, también se incorporará a la órbita de la agencia. Además, se crearán fiscalías especializadas en delitos informáticos y se brindará un entrenamiento específico a los jueces.

Pero las tareas que corresponden al Estado son sólo una pata del plan. La otra está constituida por las nuevas responsabilidades que le cabrán a la sociedad civil.

A partir de ahora, será obligatorio reportar incidentes que puedan derivar de delitos. Así se creará un sistema nacional de reporte y monitoreo de la ciberdelincuencia.

Por otro lado, la agencia tendrá a su cargo el cuidado de toda la información sensible de la administración pública que está digitalizada, como la relativa a las entidades bancarias y a la recaudación de impuestos. Mejorar los mecanismos de protección de estas instancias será una de las prioridades.

A partir de este plan, con el que Colombia se transformaría en pionera a nivel regional, el Gobierno aspira a ingresar al Convenio de Budapest, del que forman parte la Unión Europea, los Estados Unidos, Canadá y Japón, y que busca desarrollar un marco regulatorio internacional para la prevención y la lucha contra los delitos cibernéticos.

Deja tu comentario