Cómo influye la ideología a la hora de buscar pareja por Internet

 

La política ya no es tema de unos pocos: uno se pasa el día entero hablando de politica -incluso hasta cuando se cree que no lo estamos haciéndolo- y, por esta razón, se ha convertido en un tema fundamental a la hora de relacionarse. Buscar pareja se trata, en gran parte, de buscar personas con personalidades, gustos, intereses y preocupaciones parecidas a las nuestras y esa es una característica invariable de las relaciones, ya sean en un bar, por teléfono o por Tinder.
En el mundo virtual, sin embargo, es más fácil que surjan malentendidos o desencuentros, ya que la percepción de la otra persona puede estar distorsionada, tanto en lo superficial como en su personalidad y sus intereses. A la hora de conocer a una persona, entonces, saber su pensamiento político puede ser un gran paso para evitar fracasar.
En vistas de la inminente elección presidencial en Estados Unidos, y del clima de debate que eso ha generado en todo el mundo, los sitios online de citas y de búsqueda de parejas han decidido no quedarse afuera de la discusión:

Tinder busca ayudar a elegir

Uno de los mejores sitios para poder diferenciar mejor a los candidatos a través de sus propuestas resultó ser Tinder. En asociación con “Rock the Vote”, una organización sin fines de lucro que busca incluir a los jóvenes en la actividad política, Tinder invita a sus usuarios a pensar qué opinan de las diferentes medidas para poder elegir mejor el candidato presidencial, a la vez que recopila datos casi como una encuestadora.
La compañía anunció una nueva característica que presenta ante los usuarios pequeñas “cartas” de video que muestran cada una un tema de los que están en el centro de la discusión electoral y un poco de información al respecto. A continuación, igual que a la hora de elegir una potencial pareja, el usuario debe deslizar la carta a la izquierda o a la derecha para determinar si están de acuerdo o no con ciertas medidas. Cuando terminan con todas las cartas, la aplicación muestra cuál es el candidato que responde mejor a esas opiniones.
Los resultados fueron reveladores: para los usuarios de Tinder, Bernie Sanders fue la opción principal para la nominación demócrata, mientras que Ted Cruz superó a sus compañeros republicanos. Sanders obtuvo 37,8% de “swipes”, y derrotó por poca diferencia a su rival, Hillary Clinton, que obtuvo 37,6%, sólo 200 votos de diferencia. Además,a pesar del enfoque de los medios, la mayoría de seguidores de Hillary fueron hombres y Sanders fue la principal elección entre las mujeres.
El ganador republicano Ted Cruz obtuvo el 14,3% de los votos totales, superando holgadamente a Donald Trump que fue elegido sólo por el 8,1% de los usuarios.
La inclusión de esta característica en la aplicación tiene que ver, además de la introducción del tema político en las parejas, con la decisión de la compañía de aceptar que los usuarios de Tinder se interesan por compartir sus opiniones políticas e incluso que existen usuarios que spamean a otros para convencerlos de votar a uno a otro candidato.

Match.com indagó en la personalidad

Match.com, uno de los mayores sitios online de citas del mundo, dio a conocer la semana pasada los resultados de su sexta encuesta anual “Singles in America” (o “solteros en América”) donde participaron más de 5 mil solteros entre 18 y 70 años respondiendo preguntas sobre la forma en la que empiezan y terminan sus relaciones y sobre todo, cómo afectan sus opiniones políticas en las relaciones amorosas.
El resultado fue impresionante, cada grupo de votantes o simpatizantes de un partido demostró compartir ciertas particularidades en su personalidad e incluso en la forma en que encaran las relaciones sociales.
Los que afirmaban ser unos apasionados de la política (independientemente de su afiliación) dijeron tener mejor sexo que aquellos que no se identificaron así, con un 13% más de orgasmos reportados. Además, el 32% afirmó experimentar orgasmos múltiples.
LA GENTE APASIONADA POR LA POLITICA TIENE MEJOR SEXO QUE QUIENES NO LA VIVEN ASÍ
La encuesta analizó también específicamente las diferencias de personalidad entre los seguidores de Donald Trump y Hillary Clinton, y, aunque estos hallazgos no pueden representar a todos los votantes, los resultados individuales entre los partidarios de los candidatos eran muy interesantes:
Los seguidores de Trump encuestados eran 99% más propensos a filmarse teniendo relaciones sexuales que los seguidores de Clinton, tienen un 54% más de probabilidades de tener cinco o más ex-parejas, y son 116% más propensos a hablar constantemente de su ex.
Los votantes de Clinton son 102% más propensos que los partidarios de Trump a mentir sobre el número de parejas sexuales, 2% más propensos a no esperar contacto físico en la primera cita pero tenían 70% más probabilidades de hablar de política y 226% más de hablar de matrimonio.
Alrededor del 24% de las solteras estuvieron de acuerdo en que Marco Rubio es el candidato más “besable”, pero el 27% de los hombres encuestados besaría a Donald Trump y 36% de las mujeres dijo que lo ignoraría después de la primera cita.

Bumble, evitar los intereses diferentes

La aplicación de citas Bumble, creada por un ex ejecutivo de Tinder con el objetivo de crear encuentros “con respeto y de manera competente”, tiene un formato parecido a su nave nodriza pero con la diferencia de que sólo las mujeres pueden iniciar la conversación y que pasadas las 24 horas de haber hecho “match” con otra persona, el chat desaparece.
En el camino de fomentar que las personas se relacionen de manera respetuosa, la aplicación agregó una nueva característica que permite a los usuarios poner delante de su imagen de perfil un filtro que indique a qué candidato o qué partido apoyan.
“Los puntos de vista políticos son algo más que temas de actualidad, a veces son un conjunto de valores que pueden estar vinculados a puntos de vista políticos. Dicen mucho acerca de una persona”, explicó Whitney Wolfe, creador y CEO de Bumble. “Piense en ellos como una especie de parachoques digital”.
Al conocer los pensamientos políticos de una potencial pareja, se hace más fácil decidir si vale la pena conocerla. O por ejemplo si se busca evitar cualquier discusión política, se hace más fácil distinguir quienes no tienen interés de discutir. “Los filtros funcionan de dos maneras: para identificar una persona que tiene los mismos intereses y valores para llevar adelante una relación o para buscar alguien con quien se podrá concretar un encuentro divertido sin complicaciones”, dijo Wolfe.
Deja tu comentario