Descubre los cinco mejores parques elevados del mundo

0014581572

Ciudades en todo el mundo están tomando a la sustentabilidad como el eje de sus nuevos proyectos. Es por eso que, poco a poco, son cada vez más las infraestructuras industriales que son renovadas y transformadas en jardines y parques aptos para peatones. No es una gran novedad, pero parece ser que en los últimos años se está tomando conciencia sobre esta original propuesta para revitalizar barrios enteros y convertirlos no sólo en pulmones verdes dentro de las grandes urbes, sino también en atracciones turísticas.
La Promenade Plantée de París, en Francia, fue el primer parque construido sobre las vías de una línea de trenes ya en desuso. Este “paseo plantado”, que se terminó de construir en la década del ’90 fue una idea innovadora y útil, y se convirtió en uno de los recorridos preferidos de los parisinos y de los turistas que llegan a la Ópera de la Bastilla y descubren este camino imperdible de más de 4 kilómetros que finaliza en Montempoivre. Varios años más tarde, en el 2009, el High Line Park de Nueva York se transformó en uno de los paseos más saludables y pacíficos de la caótica Gran Manzana, alzado sobre una línea ferroviaria de los años 30, una gran apuesta arquitectónica de Manhattan.
De esta manera, son varios los grandes diseños de parques elevados, que son una forma perfecta de aprovechar lugares abandonados de una manera ecológica y natural, dándole un toque verde a las grandes ciudades, y un respiro a sus habitantes. A continuación, una lista de los más conocidos, y un vistazo a lo que se viene en el futuro.
Promenade Plantée
 
La Promenade Plantée de París es una estructura verde de más de 4 kilómetros inaugurada en 1993.
La Promenade Plantée de París es una estructura verde de más de 4 kilómetros inaugurada en 1993.
La Promenade Plantée de París es una estructura verde de más de 4 kilómetros inaugurada en 1993 y que se extiende a lo largo del viaducto de las artes, cerca de la Plaza de la Bastilla. Fue, como ya se adelantó más arriba, el primer parque construido sobre las vías de una línea de trenes en desuso, y fue el gran pionero de los parques elevados. Junto con la pirámide del Louvre y la Opéra Bastille, fue una de las ideas revolucionarias que se llevaron a cabo durante el gobierno de François Mitterrand.
Lo que hace a este paseo uno de los mayores atractivos de la Ciudad de las Luces es su vegetación, que durante la primavera alcanza su mayor esplendor gracias a las flores de lavanda, los cerezos y los rosedales. El lugar preferido de los turistas para sacar fotos es en la plataforma sobre la intersección de rue de Charenton y rue de Montgallet.
 
High Line Park
 
El High Line se convirtió en un parque público de 2,3 kilómetros de largo.
El High Line se convirtió en un parque público de 2,3 kilómetros de largo.
La vieja ferrovía del High Line, elevada en el aire y con un largo de 2,6 kilómetros, había sido construida en la década del ’30, y desde 1980 que estaba en desuso. Fueron dos jóvenes neoyorquinos, Joshua David y Robert Hammond, los visionarios que pudieron proyectar en el High Line un espacio para llevar a cabo una revolución arquitectónica urbana única. En 1999 fundaron la asociación “Amigos del High Line”, creada para preservar la antigua línea de ferrocarril para transformarla en un parque urbano.
Una década después, construido sobre las mismas vías del ferrocarril abandonado, el High Line se convirtió en un parque público de 2,3 kilómetros de largo. Sus creadores lo diseñaron de forma tal que tuviera vegetación a lo largo y a lo ancho de la zona de paseo; vegetación hace que el High Line sea un verdadero parque lineal urbano. El valor del High Line reside en ser un modelo de reutilización de las zonas industriales de cara al futuro y un ejemplo para otras ciudades. Por la capacidad de haber podido crear un nuevo e innovador espacio público, este parque es ejemplo de reutilización inteligente y creativa. Desde el 2009, más de 23 millones de visitantes pasaron por el High Line, donde también se llevan a cabo performances e instalaciones artísticas de todo tipo.
 
Bloomingdale Trail
 
Este parque elevado ubicado en la ciudad de Chicago costó 95 millones de dólares.
Este parque elevado ubicado en la ciudad de Chicago costó 95 millones de dólares.
Nada tiene que ver con la famosa department store de Nueva York. Éste es uno de los proyectos más nuevos de la lista. Este parque elevado ubicado en la ciudad de Chicago costó 95 millones de dólares, y fue erigido sobre la vía abandonada que antes pertenecía a una línea que atravesaba los barrios de Bucktown y Logan Square. Mide más de 4 kilómetros, y se busca atraer cada vez más turistas, ya que todavía no es tan popular como el célebre Millennium Park.
Luchtsingel
 
El Luchtsingel es un proyecto arquitectónico de parque elevado de la ciudad de Rotterdam.
El Luchtsingel es un proyecto arquitectónico de parque elevado de la ciudad de Rotterdam.
El Luchtsingel es un proyecto arquitectónico de parque elevado de la ciudad de Rotterdam, en los Países Bajos que une la zona central y la norte de la urbe. Lo más novedoso de este puente peatonal es que fue financiado bajo el lema “cuanto más donás, más largo es el trayecto” gracias al crowdfunding, que nace, básicamente, cuando varios inversores juntan fondos para un proyecto determinado, lo que hace que los gastos se repartan y compartan entre todos. Mide menos de 400 metros por ahora, y le agregó vitalidad a una olvidada esquina de Rotterdam.
Walkway over the Hudson
 
Estuvo décadas en desuso, y gracias a activistas locales, abrió en el 2009.
Estuvo décadas en desuso, y gracias a activistas locales, abrió en el 2009.
El Walkway over the Hudson no es un parque elevado en sí, pero es otro ejemplo de ex líneas de tren reconvertidas para ser usadas por peatones y ciclistas. Estuvo décadas en desuso, y gracias a activistas locales, abrió en el 2009, y conecta Highland y Poughkeepsie, en el estado de Nueva York. Recorre un trayecto de más de 2 kilómetros, y, como está sobre el río y originalmente fue construido para que pasen por debajo barcos con mástiles, está erigido a 65 metros sobre el agua, lo que sin dudas lo hace un paseo innovador y con increíbles vistas panorámicas de la región.
Lo que se viene
 
Singapur se sumará pronto a la movida de los parques elevados. El país asiático apuesta por el nuevo proyecto que tendrá una extensión de más de 24 kilómetros, con la ayuda de una firma japonesa, construirá un parque elevado sobre unas vías de tren abandonadas que atravesará todo el país.
La empresa japonesa Nikken Sekkei ganó el concurso para diseñar el ambicioso proyecto, que incluirá caminos, vegetación, y centros de actividades al aire libre, lo que lo convertirá en un especie de pulmón. Wataru Tanaka, el director de esta firma, contó a la prensa internacional que la empresa “capturó esta oportunidad de diseño, no como una mera tarea de diseño de paisaje, sino como un proyecto de espacio público”.
El parque pasará tanto por zonas residenciales como por sitios especialmente transitados por los turistas que llegan de todos los rincones del mundo, como el aeropuerto. Conectará la estación de trenes Tanjong Pagar- en el sur de Singapur- con la frontera con Malasia en el norte. “Para cumplir con este cometido, se coordinó un trabajo de equipo específicamente dirigido al espacio público con los amplios recursos de consultoría de Nikken Sekkei en planeamiento urbano y diseño, integrados a los conocimientos y habilidades de nuestro equipo basado en Singapur”, informó Tanaka.
Deja tu comentario