En Wawrinka Nadal no encuentra rival

14607193300703

Se esperaba mucho del segundo partido de cuartos de final de Montecarlo entre Rafael Nadal, ocho veces campeón del torneo, contra Stan Wawrinka, vencedor en la edición de 2014 y defensor de la corona de Roland Garros. A la hora de la verdad, como en 14 de los 17 anteriores precedentes, ganó Nadal y lo hizo con suficiencia, en parte ayudado por la desidia de su rival que rozó la falta de combatividad, una regla de la ATP.

‘Stanimal’, ése es su apodo, llegó a romper la raqueta por la mitad con 4-1 abajo en el marcador del primer set. Cada uno de sus tiros se convertía en un error no forzado ante un adversario que vuelve a ser infalible desde la línea blanca. La primera ventaja del suizo llegó al ganar su saque en el inicio de la segunda manga.

Eso pareció darle cierta tranquilidad para mantener el tanteo parejo hasta el quinto juego. Fue entonces cuando llegó la tercera rotura de Nadal, la que significó una autopista hasta cerrar el pase por 6-1 y 6-4, en 1 hora y 17 minutos.

Wawrinka nunca estuvo dispuesto a luchar, con 29 errores no forzados, y si juegas con esa actitud ante Rafa en cancha lenta te quedas sin opciones.

Nadal, exigido al máximo en la ronda anterior ante Dominic Thiem, por eso se retiró después del dobles, voló hacia su undécima semifinal en el Principado monegasco. Le espera Andy Murray, segunda raqueta mundial y que ya sabe lo que es ganar al campeón de 14 grandes sobre polvo de ladrillo. Lo hizo en la final de la pasada edición del Mutua Madrid Open.

El balear, con la semifinal de Montecarlo, se sitúa el número 8 del año, con opciones de llegar a ser el cuarto en caso de alcanzar por novena ocasión el título en el Country Club.

Deja tu comentario