Funcionario de CAVIM usó Costa Rica para “lavar” más de $14 millones

cavimUn funcionario de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM), compañía estatal de ese país dedicada a la fabricación de armas, usó a Costa Rica como plataforma para lavar $14 millones.

Eentre mayo y junio pasado, pasaron por cuentas en un banco estatal costarricense más de $14 millones, que luego fueron transferidas a otras cuentas bancarias en todo el mundo, principalmente a Curazao.

En ese país, ubicado a unos 50 kilómetros de la costa caribeña de Venezuela, fueron trasladados parte de los fondos a una cuenta de un exjuez de Venezuela, el cual estaría en fuga, precisamente, vinculado con estos delitos y quien habría estado en Costa Rica. Se desconoce hasta el momento la identidad del juez.

¿Cómo operaban? Según la fuente judicial, desde la empresa estatal venezolana una persona trasladaba los fondos a una compañía aquí en Costa Rica, en la cual también estarían vinculados varios venezolanos así como un empresario costarricense, y luego el dinero era trasladado fuera del país. Las cuentas de dicha empresa ya fueron congeladas por una solicitud del Ministerio Público.

Cuando los miembros de dicha compañía, cuyas oficinas están ubicadas en Sabana Sur, fueron interrogados por el origen y destino de los fondos, indicaron a las autoridades que el dinero era utilizado para la compra de bienes de primera necesidad, como papel higiénico, detergentes y otros que eran enviados luego a Venezuela.

Sin embargo, las autoridades dudaron de dicha versión ya que el país sudamericano mantiene lazos comerciales con otros países como Perú, Colombia y Ecuador donde obtienen dichos bienes.

Ante esto se realizó un estudio de las cuentas bancarias y fue cuando se descubrió que el dinero pasaba por un banco estatal costarricense para luego ser transferido a otras cuentas en el exterior como en Curazao.

La policía judicial realiza tres allanamientos, el primero en las oficinas de la empresa ubicada en Sabana Sur, el segundo en la casa de un costarricense vinculado con dicha compañía en Escazú y un tercer allanamiento en un apartamento, también ubicado en Sabana Sur, donde vive un venezolano. Sus identidades aún no han trascendido.

La fuente indicó que las autoridades de la embajada de Venezuela en Costa Rica ya están informadas ante esta situación.

Deja tu comentario