Maduro pide sustituir el término “adolescente” por “construyente”

Este lunes, en cadena nacional de radio y televisión, el presidente Nicolás Maduro confirmó que sabe poco de semántica, y opinó que el término “adolescente” debería ser cambiado por el de “construyente”. 

maduroadolescentesEl mandatario nacional justificó su pedido en el hecho de que la palabra provenía supuestamente del verbo “adolecer”, que alude a sufrir cierto defecto, carencia, vicio o “padecer enfermedad”. Alegó que eso le incomodaba. 

Lo que no sabía Maduro es que la palabra no se deriva de ese verbo, sino del latín adolescere, que alude a “crecer o desarrollarse”. 

La palabra adolescente se refiere a un joven entre la pubertad y el completo desarrollo del cuerpo. Muchos caen en la trampa de creer que “adolescente” tiene una raíz o sentido próximo a “que adolece”, dada la similitud de las palabras. Y consecuentemente, acuden a esta “etimología” como recurso retórico al hablar, por ejemplo, de los “conflictos del adolescente”. Sin embargo, estas palabras tienen raíces muy distintas.

Las palabras adolescente y adulto derivan del verbo latino adolescere: crecer, desarrollarse. “Adolescente” deriva del participio presente que es activo; por tanto es el que está creciendo; adulto del pasado, que ya ha crecido.

adolescentem > adolescente

adultum > adultu > adulto.

adolescencia proviene del latín adolescencia ad: a, hacia + oloscere: forma incoativa de oleré, crecer. Significa la condición o el proceso de crecimiento.

Deja tu comentario