Nadal ganó su octavo Roland Garros

En la final española, “Rafa” venció a David Ferrer por 6-3, 6-2 y 6-3. Defendió el título en el Grand Slam francés y es el único con ocho consagraciones en un mismo “Grande”

nadal

Estaba garantizado que el himno y la bandera de España, cerrarían esta edición de Roland Garros. En París, se enfrentaban Rafael Nadal y su compatriota David Ferrer. El primero conocía muy bien la gloria francesa y el segundo tendía su primera oportunidad.

El mallorquín, de 27 años, venció al alicantino, de 31, por 6-3, 6-2 y 6-3. En una partido que Nadal dominó para llevarselo en set corridos, Ferrer demostró ser uno de los mejores en la superficie. Lo que sucede es que “Rafa” es invencible en París.

En la cancha central “Rafa”, que levantó el trofeo por octava vez en ese lugar, logró ser hombre récord: es el único tenista en ganar en ocho oportunidades el mismo Gran Slam. Federer y Sampras tienen siete Wimbledon cada uno, y ahora quedaron detrás.

No solamente consiguió ese reconocimiento, sino que es el hombre con más victorias en el polvo de ladrillo parisino. Supera, por ejemplo, al argentino Guillermo Vilas y al suizo Roger Federer que quedaron en 58 triunfos.

Hoy, con 31 años y 68 días, Ferrer tuvo la oportunidad de su vida. Era su primera final de Grand Slam. Al pisar el Philippe Chatrier se enfrentó al partido más importante de su carrera profesional, ante un rival en un nivel superlativo.

Fue la cuarta final española en la historia del torneo, tras la de 1994, 1998 y 2002, Rafael Nadal hizo historia. Se convirtió en el eterno dueño del suelo francés.

Primer set

Dos jugadores muy agresivos, grandes exponentes del polvo de ladrillo. El primer quiebre llegó rápido, cuando Nadal aprovechó su primer oportunidad y dejó 1-2 a su rival.

Pero al juego siguiente, Ferrer recuperó el quiebre perdido y luego mantuvo su servició para dar vuelta las acciones y establecer el 3-2.

Allí se acentuó la ofensiva tenística de “Rafa”, que obligó a Ferrer a muchos desplazamientos con devoluciones poco peligrosas. Le agregó dos quiebres más a su parcial inicial para llevárselo por 6-3.

Segundo set

El mallorquín comenzó con el servicio y se puso con jerarquía 3-0. Físicamente imbatible, como de costumbre, devolvió todo lo que el ataque de su compatriota ofrecía.

Nadal neutralizó varias oportunidades que Ferrer tuvo para romperle el servicio, hasta que David logró el 1-3. El quinto juego de esta manga fue con crecimiento y dominio de Ferrer pero con gran resistencia de “Rafa”. Clave para ponerse 4-1.

A pesar del quiebre que recupero Ferrer, Nadal terminó por capitalizar las acciones y quedó dos sets arriba al cerrar la manga por 6-2.

Tercer set

En el parcial final, a Ferrer se lo vio más suelto y mejor asentado. La “casi definición” a favor de su rival puede haber sido un relajante para soltar más su tenis.

Nadal, siempre un escalón arriba de su rival, aprovechó la primera oportunidad de quiebre que tuvo. Escapó de que Ferrer atente contra su servicio nuevamente, y avanzó hacía la consagración.

Ganó tres juegos seguidos, con quiebre incluido en el último, y levantó el trofeo en la Philippe Chartier. Una vez más. La octava para el rey del polvo de ladrillo de Roland Garros.

Deja tu comentario