Nintendo: 125 años de diversión

nintendoLa firma japonesa, una de las pioneras del entretenimiento hogareño, cumplió ayer 125 años. Creada por Fusajiro Yamauchi en 1889, en la ciudad de Kioto, la Nintendo Playing Card Co. (como se la conoció en sus comienzos) sólo se dedicaba a fabricar naipes para juegos tradicionales.

Y no fue sino hasta 1966 que la compañía japonesa comenzó a mirar con interés el amplio mercado de los juguetes. Ese año Nintendo presentó su primer juguete, un brazo extendible mecánico llamado Ultra Hand. Para su desarrollo, la empresa incorporó a Gunpei Yokoi, quien comenzó a trabajar en el incipiente departamento de investigación y desarrollo.

Entrado los años 70, la firma comenzó a probar suerte con algunos dispositivos electrónicos hogareños y presentó en el mercado sus primeras máquinas de arcade, mercado en el que, en 1983, Shigeru Miyamoto presentó a uno de los personajes más característicos de la compañía: Donkey Kong. Luego trece años de consolidarse en la industria juguetera japonesa, el primer gran éxito de Nintendo llegó cuando el mismo Yokoi ideó la primera consola portátil de la compañía: la línea Game & Watch, fabricada en una subsidiaria norteamericana, rápidamente se convirtió en un éxito.

En 1983 presentó el Nintendo Entertainment System (NES), que por estos lugares fue más conocido como “el Family Game,” la primera consola de videojuegos hogareña hecha y derecha. Más allá del éxito del Family, el año crucial para Nintendo sería 1985 cuando, tras unos retoques cosméticos, relanza la consola en EE.UU.

Ese mismo año ve la luz la primera saga de Mario Bros que, gracias al empuje de la NES, se convierte en el videojuego más popular de la historia de las consolas. El título fue diseñado por Shigeru Miyamoto y Takashi Tezukaque, quienes formaban parte del laboratorio creativo de la empresa y ya habían logrado cierta popularidad con la creación de Donkey Kong.

A partir de allí, todo es historia conocida. Nintendo vuelve a revolucionar el mercado de las consolas portátiles cuando en 1988 presenta la primera versión del Game Boy. El dispositivo fue creado por el departamento de investigación y desarrollo a cargo de Gunpei Yokoi y cambió dramáticamente el mercado de los videojuegos portátiles que él mismo había ayudado a crear menos de dos décadas atrás.

Para finales de los años 80, y consolidada como una de las principales jugadoras del mercado, Nintendo da un nuevo salto presentando la primera consola con un procesador de 16-bits: el Súper Nintendo (SNES). La década del 90 se presentó complicada para la firma japonesa. El éxito de las consolas hogareñas hizo que la competencia se multiplicara y aparecieran fuertes contendientes como Sega y Sony. Por su parte, el afán de expandir el mercado, Nintendo tuvo inconvenientes para lanza la consola de 64 bits, la que fue anunciada como la sucesora del SNES en 1993 pero que finalmente terminó viendo la luz en 1996.

El mercado comenzó a fragmentarse y el lanzamiento de la PlaySation 2, en el año 2000, fue uno de los principales coletazos que sufrió Nintendo desde que ingresó en el mercado de las consolas. Con diferentes niveles de éxito, siguió lanzando consolas: Game Cube (2001), Game Boy Advance (2001) y DS (2004). Sin embargo, su competidora japonesa siguió robándole mercado.

El segundo aire llegó a Nintendo con el lanzamiento de la Wii: la primera consola con control capaz de reconocer el movimiento del jugador. Otra vez, la firma logró cambiar el mercado del entretenimiento hogareño, abriendo todo un nuevo horizonte de posibilidades en el segmento de videojuegos.

Tras el éxito de Wii el mercado de las consolas se polarizó y Nintendo no logró mantener el ritmo de innovación y desarrollo que supo conseguir durante gran parte de su historia. Tanto la Wii U como las versiones más avanzadas de DS (la línea de consolas portátiles), siguen mostrando una buena performance y propuestas interesantes. Sin embargo, hoy el mercado parece estar dividido en dos líderes: Microsoft, con su serie Xbox, y Sony, con la Playstation.

A pesar de sus idas y vueltas, Nintendo sigue siendo sinónimo de creatividad y sigue manteniéndose firme a sus convicciones de no seguir a la manada y proponer sus propias formas de ver el entretenimiento. Ya sea desarrollando consolas, creando videojuegos o vendiendo naipes.

Deja tu comentario