¿Qué había en el último bote salvavidas del Titanic cuando se encontró?

0014616093

La noche del 14 y la madrugada del 15 de abril de 1912 fueron las horas más trágicas en la historia del transporte marítimo de pasajeros. Esa fatídica jornada se hundía el RMS Titanic, el superbuque construido para unir Europa con Estados Unidos. Era el viaje inaugural y tocaría fondo dos horas y media después de impactar contra un iceberg en pleno Oceáno Atlántico.

La tragedia conmovió al mundo que veía en el Titanic el progreso y la modernidad. Un mes más tarde, cuando todavía los periódicos llevaban en sus portadas noticias sobre el accidente, parte de la tripulación del RMS Oceanic distinguiría a lo lejos un bote de madera a la deriva en medio del Atlántico.
Se encontraba a 320 kilómetros de donde el barco de pasajeros había tocado fondo y a simple vista parecía que nadie se encontraba a bordo. Al menos ninguna cabeza sobresalía para ser divisada desde la cubierta del Oceanic. Sin embargo, el capitán ordenó que una patrulla fuera hasta ese bote fantasma que seguramente pertenecería al Titanic.
Ocho tripulantes se unieron a la búsqueda a unos pocos cientos de metros de su barco. Al arribar al salvavidas quedaron impactados: tres cuerpos en descomposición formaban parte del triste escenario. Dos estaban en sus ropas de bomberos. Se trataba de ingenieros que trabajaban en la sala de máquinas del Titanic. El otro cadáver pertenecía a un pasajero de Primera Clase:Thomson Beattle, de 37 años, estaba disfrutando de una velada soñada en el salón cuando la tragedia interrumpió el placer. Al momento en que su cuerpo fue hallado estaba con su ropa de gala.
El bote fue identificado como el “Collapsible Boat A“, el último en poder despegarse del Titanicantes de su hundimiento. Al parecer, 30 personas pudieron abordarlo. La mayoría murió ante las bajísimas temperaturas registradas en ese lugar del Atlántico. Otros pasaron a otros botes desde donde fueron rescatados. Luego anduvo a la deriva hasta que el resto sus integrantes murieron.
También se cree que en ese bote salvavidas se encontraba un pasajero de nombre Edward Lindell, cuya esposa Greta murió al intentar abordarlo. Lindell también moriría como consecuencia de la exposición al frío. Su anillo de oro, con la inscripción “Edward a Greta“, fue descubierto por la tripulación del RMS Oceanic en el “Collapsible Boat A“.
Deja tu comentario