Reconocido en EEUU por su trayectoria en televisión Omar Romay

0014611532

Parecería ser que este refrán fue creado a imagen y semejanza de Omar Romay, uno de los cuatro herederos del zar de la televisión argentina, la leyenda Alejandro Romay. Criado desde temprana edad en el mágico mundo del entretenimiento creado por su padre, Omar se enamoró de la industria produciendo los éxitos de “Música en Libertad” y “Sábados Continuados” al mismo tiempo que terminaba sus estudios secundarios.
Una carrera de más de 40 años fue la que lo llevó a Romay a ser premiado recientemente con el “Silver Circle Award” del capítulo “Suncoast” de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias en reconocimiento de su continuo aporte a la industria.
“Este reconocimiento cae en un momento muy especial de mi vida porque habla de la trayectoria, y ya te sentís medio viejo y decís la vida pasó” bromeó Romay. “De alguna manera entro en ese túnel del tiempo que me permite revalorizar todos estos años de trabajo, entender el privilegio de haber trabajado con tanta gente querida”.
Romay recibe el prestigioso “Silver Circle Award” de la mano de Damián, uno de sus cinco hijos, y quien también ha forjado su camino en la industria del entretenimiento.
Terminados sus estudios y luego de una década al frente de una editorial en Buenos Aires, Romay decidió viajar a Los Ángeles donde estudió cine, y tal vez sin saberlo, tuvo su primera aproximación a un mercado al cual más tarde volvería para conquistar. El regreso de la democracia en Argentina llevó a Romay a brillar produciendo contenidos como la telenovela “La Extraña Dama”, sensación a nivel mundial y uno de los programas más vistos de la historia de la televisión argentina.
“Soy un melodramático por naturaleza, tengo una sensibilidad particular que me hace emocionar frente a un texto o una actuación. Lograr esa emoción aunque sea por cinco minutos en una telenovela me llenaba de orgullo. Sigo sintiéndome más en esa función como productor de contenidos que todo lo otro que hice en la vida”.
En 1998 Romay decidió dejar la Argentina y junto con su familia desembarcó en Miami, tomando control de una pequeña estación de televisión local conocida como Canal 41, donde tal como lo hizo su padre con Canal 9, identificó una oportunidad para desarrollar un nicho inexplorado hasta el momento: se producirían contenidos por primera vez hechos a medida de la comunidad mayormente cubana residente en el sur de la Florida.
Romay durante su discurso de agradecimiento en el evento organizado por la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias.
America Tevé se convirtió en la tercera estación en español más vista de la región, compitiendo en muchas ocasiones mano a mano con verdaderos gigantes de la industria como Telemundo y Univision, produciendo durante su gestión la nada despreciable cifra de 30.000 horas de contenidos originales.
“Fueron 17 años mojándole la oreja a toda la industria norteamericana, y eso me lo llevo para siempre conmigo”.
Consultado acerca del futuro de la industria Romay aceptó no poder seguir el ritmo de los últimos adelantos y sentirse superado. “La televisión se ha fragmentado en miles de pedazos. Se terminó lo que se llamaba el broadcasting o la televisión para la mayoría, ahora estamos trabajando para nichos. Hoy cada uno mira en su cuarto su propia pantalla, estamos pegados al teléfono que domina como medio de comunicación”.
FUENTE: INFOBAE
Deja tu comentario