Tentarse y comprar por el envase es un peligro

0014514235

La Dra. Mónica Katz (MN 60.164), especialista en nutrición, explicó que cuando se toma la compra del supermercado como un paseo, es donde aparecen las complicaciones: “Una mujer va al supermercado con su hijo, en donde tiene que hacer la compra grande del mes. Es decir, llevarse las cosas que se consumen todos los días y que se gastan rápidamente. Pero, al llegar, pasa por la zona de bazar y ve unos repasadores divinos y van directo al carrito. Luego camina por la góndola de dulces y su nene le pide una golosina y ella se tienta con el nuevo chocolate blanco relleno de dulce de leche. Todo va directo al carrito. Y por qué no comprar un par de vinos y quesos para hacer una picadita el fin de semana. En este ejemplo radican muchos errores”.

LOS SERES HUMANOS SE VEN ATRAÍDOS POR LOS CAMBIOS DE ENVOLTORIOS EN LOS ALIMENTOS MÁS TENTADORES

Las personas toman incontables decisiones por día. Las comidas y bebidas que se deben seleccionar a diario entran en este grupo ocupando uno de los lugares más importantes. Y claro que las empresas de marketing están al tanto de este factor, por lo que entra en juego el “neuromarketing”; herramienta que une a la ciencia del marketing con los procesos mentales de las personas.

La función del paquete o envase de los alimentos era -originalmente- el espacio para porcionar aquellos productos e ingredientes que se vendían sueltos. A medida que aumentaron las marcas y la competitividad en el mercado crecía de manera exponencial, la publicidad y la globalización se encargaron de hacer el resto. El envoltorio, actor secundario en la película “compras en el supermercado”, pasó a tener un rol protagónico con el correr de los años, al punto de (en algunos casos) ser más importante que el producto en sí.

Más allá de ser el medio en el que se contiene, conserva, protege e informa sobre el alimento, encuentra un objetivo más claro en las góndolas del supermercado: seducir. Pero lograrlo no es un trabajo sencillo y es ahí en donde “se recurre a la neurociencia para aprender el comportamiento de los seres humanos y obtener una ventaja”, explicó a Infobae la licenciada en nutrición Perla Manera.

“Lo nuevo se transforma en incentivo. Cuando algo se pone de moda y mucha gente lo consume, cualquier persona se puede sentir atraída a tenerlo. Esto es innato del hombre, porque necesita hacer lo que realizan otros para sociabilizar y pertenecer. La clave está en no quedar aislado”, dijo a Infobae la nutricionista Alejandra Volpatti.

EL CEREBRO SUELE BUSCAR LA GRATIFICACIÓN INMEDIATA

“Conociendo estas características podemos ser conscientes de nuestras elecciones y optar lo más libremente posible, evitando que nos domine lo instintivo”, coinciden ambas nutricionistas.

Las claves para comprar lo justo

La Dra. Mónica Katz, ante estas situaciones, explicó que la mejor manera de llevar adelante las compras es tomando algunos puntos básicos y llevarlos a la práctica.

  • No ir a comprar en horarios en donde el hambre está más presente que nunca. Un claro ejemplo es antes del almuerzo.
  • Otra sugerencia, que no sólo le brindará ayuda a quienes se estén cuidando sino también a aquellos que quieren proteger su bolsillo, es armar una lista con lo “estrictamente necesario y respetarla a la hora de ir eligiendo los productos”
  • No tomar el supermercado como un shopping, ya que está organizado y preparado para que el público se tiente constantemente con productos que -sin pensar- termina incorporando en la compra.
  • Limitar “meter todo en el carrito”. Es peligroso y lo más prudente es ser racional al elegir qué se compra y se va a consumir.
Deja tu comentario