Un dron construido en Pueblo indígena de Guyana para combatir la tala furtiva de bosques

5715619ac461880d518b45ff

Los 9.000 miembros del pueblo Wapichan, una de las nueve etnias indígenas de Guyana, protegen con celo sus bosques, que sufren desde hace años la tala e invasión de leñadores y mineros furtivos al sur del país.

Desde el año 2003 los Wapichan han ido documentando cuál es su territorio y la tala ilegal que allí se comete. Sin embargo, hace un año decidieron construir un dron que, provisto de una cámara GoPro donada por afines a su causa, confirmó sus sospechas: en el sur del país se llevaba a cabo talas ilegales de árboles, en una zona limítrofe con Brasil supuestamente protegida. Asimismo, descubrieron que la explotación de una mina de oro, en el monte Marudi, estaba contaminando con vertidos las cabeceras de los ríos de los que dependen los Wapichan, explica el portal Quartz.

Los 9.000 miembros del pueblo Wapichan, una de las nueve etnias indígenas de Guyana, protegen con celo sus bosques, que sufren desde hace años la tala e invasión de leñadores y mineros furtivos al sur del país.

Desde el año 2003 los Wapichan han ido documentando cuál es su territorio y la tala ilegal que allí se comete. Sin embargo, hace un año decidieron construir un dron que, provisto de una cámara GoPro donada por afines a su causa, confirmó sus sospechas: en el sur del país se llevaba a cabo talas ilegales de árboles, en una zona limítrofe con Brasil supuestamente protegida. Asimismo, descubrieron que la explotación de una mina de oro, en el monte Marudi, estaba contaminando con vertidos las cabeceras de los ríos de los que dependen los Wapichan, explica el portal Quartz.

Deja tu comentario